Todo sucedió en un año; julio 1957-julio1958
de Gustavo Flamerich

 

"En la obra se nos relata y recuerda primero el acontecer pacífico de esa patria de entonces, pero también las perturbaciones que ocasionaron la falta de prevenir hasta dónde estaba dispuesto un pueblo a soportar vejámenes y ostracismos injustificados. Se nos recuerda la historia llana y el acontecer pacífico de un país apenas floreciente y con todas sus fallas políticas y sociales, que aún siguen siendo muchas. Por ello mismo, el país, su capital, su sociedad, sus costumbres y su acontecer aparecían como atrofiadas y confundían a quienes en ella vivimos, qué clase de pueblo éramos, si inertes, pacíficos, cobardones, o frenéticos agazapados para la defensa de nuestro acontecer aun ante la intolerancia.

.........

La obra deja abierto para cada uno, actores, espectadores, lectores y simples mirones, cuál será el juicio que merecen los acontecimientos, para ello sigue habiendo tiempo y razones por esgrimir, pero sí vale la pena haber escrito y publicado estas líneas sobre hechos, acontecimientos, una sociedad y país, diferentes al que hoy conocemos. Ojalá que para todos sea útil y nos motive a reflexionar sobre el verdadero mérito o falta en esos sucesos.

.........

Doy por seguro que todos guardaremos con respeto, curiosidad y cariño cuanto nos revela esta obra y recordaremos con buen gusto este cincuentenario."
Alberto Baumeister Toledo

 
 
estoy GOZANDO UN BOLÓN con el libro ....... me ha parecido de una inspiracion extraordinaria y recoger de esa manera todo lo que vivimos es un deleite a nuestro corazón...........todos los detalles de nuestra juventud se recogen en ese año.................politico, estudiantil, social, costumbrista etc etc creo que no has dejado nada de lado para incorporarlo .............. y supongo que el barrio que expones es tu san bernardino .............. con frutero y todo..
Rafael Cubillan
 
La obra narra qué ocurrió entre julio de 1957 y julio de 1958 en el acontecer político social en Venezuela. Dividido en quince capítulos, su autor se pasea por el último año del dictador Marcos Pérez Jiménez y el compromiso que adquirieron los venezolanos en formar un nuevo periodo democrático
Andreína Pérez - Tal Cual
 
La ubicación del escritor venezolano es una novela histórica -o una historia novelada, como él también lo llama- que en 490 páginas retrata la ciudad de aquella época: la llamada Semana de la patria, las vacaciones, las carreras automovilísticas, la Navidad, la caída de Pérez Jiménez, el resurgir de los movimientos políticos que prácticamente estaban en el anonimato.
Daniel Fermin - El Universal
 
¡Hola, Amigo! ya estoy super bien: ocupadísima con el V Festival de Cine Latinoamericano y del Caribe. Todo un espectáculo. A pesar del poco tiempo disponible no he dejado de leer tu última publicación. Un verdadero privilegio. Opino que todos los contemporáneos ucevistas deberíamos leelo. Se puede abrir en cualquier capítulo y de inmediato te ubicas, me divirtió mucho recordar escenas, detalles y enterarme de otros. Te felicito que bueno que tienes una super memoria y el empeño para investigar y conseguir información privilegiada. Dios te bendiga y conserve para el disfrute de todos los que te queremos y apreciamos.
Gisela Vidal.
 
Como acertadamente lo dice el título, Todo sucedió en un año. Un año de grandes dificultades políticas, pues abarca desde mediados de 1957, en las postrimerías de Pérez Jiménez, hasta julio de 1958. Sin embargo, la novela va mucho más allá de la caída de dicho régimen, pues recoge infinidad de vivencias del autor y de la vida universitaria, deportiva cultural y económica de la época.
La trama ocurre en cualquier urbanización de Caracas, especialmente en las barandas o tubos de las casas, pues estas constituían el lugar de reunión de los jóvenes de la época y el centro de informaciones, inquietudes y rumores. Desde uno de esos tubos, los protagonistas vieron pasar a unas misteriosas muchachas, cuyas actividades se revelan al final de la novela.
Se trata de una excelente obra de corte costumbrista, amena y bien documentada, en la cual el autor hábilmente intercala toques humorísticos, entre ellos: un profesor que el primer día de clases gritó Al último le cae y emprendió veloz carrera hacia el aula que le correspondía, con los alumnos siguiéndolo a tropel; otro profesor que nervioso, después de haber expulsado a la mitad del auditorio, pidió una regla de cálculo para multiplicar 8 por 2 o un alumno que dejo su VW en la Universidad para viajar en Semana Santa y de regreso lo encontró estacionado entre cadáveres, en el segundo piso del Instituto de Anatomía.
Antonio Itriago M.
 
Tu libro "Todo sucedió en un año", excelente, de muy agradable lectura para los que vivimos esa época. Obligada referencia para conocer como se desarrollaron los hechos de ese año en esta antigua "sucursal del cielo".
Pancho Angarita
 
Parece increíble creer que todo sucedió en un año, pero quienes vivimos en medio de los acontecimientos narrados en la más reciente novela de Gustavo Flamerich, sabemos que así fue. Los temas abordados, fiel reflejo del panorama que se vivió en ese corto lapso ...
La obra no es sólo el fruto de los recuerdos del autor, sino también el resultado de una ardua tarea de investigación a través del material que recogieron los periódicos en esos días, de los pocos libros que abordan el tema y de las entrevistas que Gustavo pacientemente concertó y llevó a cabo tanto con compañeros de estudio como con profesores y personajes que queriéndolo o no jugaron un papel significativo. Para los amantes de los temas históricos, las 506 páginas de Todo… serán un verdadero deleite.
Luis Loreto
 

 

Solicitar información por email para comprar el libro

 

Todo sucedió en un año; julio 1957-julio1958

Gustavo Flamerich, como escritor, primero se aventuró con personajes reales y estrafalarios en la novela científico futurista “Misión en Barkadia” (1992). Luego nos relató detalles de nuestra historia y de su pasión: el deporte, con el libro “Diversiones en 4 siglos” [ ir al sitio del libro ], sobre los pasatiempos en Venezuela entre los años 1500 y 1900. En 2010 es coautor de la biografía de Herman “Chiquitín” Ettedgui deportista en “Hombre de dos siglos”. Más tarde en “10 Apasionantes historias deportivas” [ ir al sitio del libro ] nos revela hechos anecdóticos que nos muestran la pasión que se respira en el mundo deportivo, con diez historias de ejemplo y dedicación.
Ahora en “Todo sucedió en un año; julio 1957-julio1958”, antes y después del 23 de enero, nos deleita con su capacidad narrativa y nos transporta a la Caracas de finales de la década de los cincuenta. ¿Novela con retazos de historia, o historia novelada? el lector puede sacar sus propias conclusiones; si participó en esos eventos, recordará los detalles que se narran, si conoció la Caracas de esa época revivirá esos momentos, y si no tuvo conocimiento de ellos, participará vívidamente del relato, de sus detalles, de las costumbres y de los hechos de la Caracas de ese año tan particular. Podrá conocer detalles inéditos de situaciones que ocurrieron en la vida de la muchachada caraqueña de ese entonces, conocidos por el autor a partir de entrevistas con los protagonistas, que fueron motivados por la ansiedad e ímpetu juvenil, desenfrenada en sus deseos de ser partícipe y principal protagonista de su historia y su futuro. Esa misma juventud que maduró rápidamente ante la necesidad histórica que marcó el final de esa década, que luchó contra la dictadura un día y al siguiente volvió a las aulas de la universidad a rendir examen.
Para los amantes del hipismo hay un especial enfoque, está la tarde hípica en la que el caballo Senegal ganó el Clásico Simón Bolívar, por segunda vez. Varios jóvenes amigos se encuentran en el Hipódromo de El Paraíso esa tarde y comparten sus inquietudes, sus futuros en la hípica y las diferentes formas de escoger sus favoritos. Se presenta el gran arraigo que tenía el juego de 5 y 6 en la población, el querer todos ganar un cuadro jugoso para salir de abajo.
La narración transcurre y nos hace vivir en una Caracas aún bucólica y tranquila, con escenas de vendedores y trabajadores a domicilio, con mucha vida familiar, los muchachos jugando en la calle, entre muchos otros detalles de esa ciudad que dista de la moderna urbe que hoy conocemos. Todo se desarrolla en el filo de la realidad y la fantasía con personajes reales e imaginarios, sin que el lector pueda diferenciar ambos mundos, ¿y acaso no son así los recuerdos?

 

Caratula 10 apasionates historias deportivas Solicitar más información con este formulario
Nombre y Apellido:
Su Email:
Teléfono:
Ciudad:
Pregunta o comentario:
Imagen de seguridad

Ingrese código
 

 

Otros libros de Gustavo Flamerich

 

Ir al sitio de 10 Apasionantes historias deportivas

 

 

Si quiere ver el sitio del libro 10 Apasionantes historias deportivas , haga click en la imagen del libro.

 

Ir al sitio de Diversiones en 4 siglos

 

 

Si quiere ver el sitio del libro Diversiones Diversiones en 4 siglos en Venezuela 1500-1900, haga click en la imagen del libro.